jueves, 20 de agosto de 2009

Honduras

En Honduras la situación se resolverá con las elecciones y la entrada de una nueva administración.


El lunes por la noche me informaron que un grupo de empresarios iría al otro día a Honduras, a una reunión con Roberto Micheletti, y me invitaron a acompañarlos como periodista. Era una invitación muy tentadora. Además de que le tengo un cariño muy especial a Honduras, por haber recibido con gran hospitalidad a mis padres durante 24 años, no hay duda que, para bien o para mal, el señor Micheletti ya escribió su nombre en la historia. Así que, sin tiempo para muchas reflexiones, acepté acompañarlos.

A las 7 horas estábamos ya en el aeropuerto; sin embargo, por alguna “inexplicable” razón, la persona encargada de recibir el pago del impuesto de salida se desapareció casi dos horas. ¿Sería una casualidad del destino o simplemente alguien quería “trocear” el viaje? No sé, lo cierto es que nos retrasaron dos horas.

Fueron varias las avionetas en las que viajó la comitiva a Honduras. Del aeropuerto nos llevaron en un bus a la Casa Presidencial. Allí nos trasladaron a un salón que entiendo es el del gabinete. A los pocos minutos, ingresó Micheletti.

Habló durante algunos minutos con la delegación. Explicó a grandes rasgos la situación actual, agradeció la visita y exhortó a los empresarios a invertir en Honduras. Explicó que respetan la propiedad privada, le dan la bienvenida a todos los que deseen invertir allá, ofreciéndoles seguridad jurídica. Así también indicó que las puertas están abiertas para todos los que quieran llegar a Honduras a ver cómo está la situación, por qué se destituyó a Zelaya, qué fue lo que se hizo y cómo se ha mantenido la institucionalidad. Informó también que el proceso eleccionario sigue en camino, que las elecciones se llevarán a cabo el 29 de noviembre, y el nuevo gobierno tomará posesión el 27 de enero del año entrante.

Luego estuvimos en una conferencia de prensa en la que participaron también representantes de la Fenagh, que es más o menos el equivalente de la Cámara del Agro de Guatemala. Había reporteros de muchos medios de comunicación de Honduras y algunos internacionales. Alguien me dijo que incluso estaban los de Telesur, pero no lo pude comprobar.

Después, almorzamos con un grupo de los miembros de la Fenagh, quienes nos ampliaron interioridades del gobierno de Mel Zelaya y su abierto desprecio por la institucionalidad, manifestado e incluso llegar a burlarse en los medios oficiales de las resoluciones de los tribunales.

Nos contaron del proceso paulatino de deterioro de la institucionalidad y acaparamiento de poder que se dio durante la administración de Zelaya, conforme iba dando sus pasos y la gente no se oponía a sus excesos. En pocas palabras, reconocieron que Zelaya pudo llegar a los excesos que llegó simplemente porque la gente lo veía violar la ley, y nadie se atrevía o se molestaba en oponerse. Todos tomaron la actitud de que, mientras no se meta con mi pedacito, no me importa lo que haga. Al final, todos tuvieron que llegar a la conclusión de que “ningún negocio vale la pérdida de la libertad”.

Como ya lo dije en algún momento, considero que Zelaya fue quien primero rompió la Constitución, y lo que pasó después fue una consecuencia directa de esas ilegalidades. A como veo la situación actual, este impasse en Honduras no se resolverá, hasta que se elija y tome posesión un nuevo gobierno. La pregunta que a nosotros nos compete es ¿pondremos nuestras barbas en remojo para que no nos pase lo que les pasó allá?

Artículo publicado en Prensa Libre el jueves 20 de agosto de 2,009.

9 comentarios:

Pablo dijo...

Si no ponemos a pensar, lo que sucede en Honduras en este momento le daríamos vuelta una y otra ves al asunto, pero la realidad es que esa gente que tiene el gobierno actual en ves de ayudar a la gente a que tenga confianza en ellos, que no es el caso, la esta matando, no solo la crisis mundial esta afectando en este momento, y para mas fregar en ves de que ellos se habrán al mundo se estan serrando las puertas.

RICARDO dijo...

CUANDO SE LLEGA AL COSTUMBRISMO HAY UN FINAL UN REBALSE DE LAS COSAS Y MEL YA NO FUNCIONABA DENTRO DEL GOBIERNO SE ESTABA VOLVIENDO TEDIOSO PARA LA MAYORIA DEL PUEBLO LA ACTITUD QUE HABIA RETOMADO DE CAMBIOS A SU ANTOJO.

ANDREA dijo...

MEL YA TIENE QUE DEJAR ESE CARGO TODO LO QUE INCIA TIENE QUE ACABAR Y EL TIEMPO DE EL YA PASO ES HORA DE ESCUCHAR NUEVAS PROMESAS Y NUEVO DESARROLLO DENTRO DEL PAÍS TODO ES PARA LA MEJORA DEL PUEBLO Y YA NO PARA EL BIENESTAR DE QUIEN LO DIRIGE.

lOUISSIANA dijo...

SI MICHELLETI MANEJA MEJOR LAS COSAS DENTRO DEL GOBIERNO PIENSO QUE TODOS MERECEN UNA OPORTUNIDAD UNA DE CAMBIO Y ESAS NUEVAS IDEAS DENTRO DE SU PAÍS ADEMÁS ELLAS VAN A AYUDAR PARA EL DESARROLLO SE DEBEN ACEPTAR SIN ESEPCION ALGUNA.

Pablo dijo...

Con todo los que esta pasando en Honduras, lo interesante de la vida es que todo tiene un precio y se paga todo, tarde o temprano al gobierno actual golpista le tocara rendir cuentas, pero por el momento mientras sufren todas las comunidades extremadamente pobres a ellos no les interesa.

Pablo dijo...

Aunque se de el caso de una nueva administración en Honduras no creo que se componga la situacion del ese país, esto debido a que en la actualidad debido a que el Micheletti esta como parte de una dictadura que si sigue como parte de la administración esto seguirá prevaleciendo durante muchos años en presidencias que se den en los próximos años.

Anónimo dijo...

La idea esta muy bien marcada y lo lógico indica que la democracia se debe de dar otra vez, realizar unas elecciones presidenciales tempranas, esto ayudara a que la población hondureña logre pasar este bache en su país y por fin termine esta lucha de poder y si para evitar mas conflictos deben escoger a alguien mas fuera de los dos conocidos, deben hacerlo.

Anónimo dijo...

Los países del mundo a estas alturas del tiempo han hecho vales su derecho a la democracia y el elegir a quien los gobernara es parte de ese derecho, creo que una nueva elección de presidenciable seria una idea fenomenal para el país y primordialmente que el nuevo presidente arregle la situación social de su país.

monica dijo...

Pues esperemos que se pueda llegar a un buen acuerdo con el pueblo de Honduras y las autoridades de Gobierno puesto que son muchos los problemas y la población que está siendo más martilizada puesto que nadie quiere dar su brazo a torcer en este asunto esperemos que se pueda llegar a un acuerdo definitivo.