jueves, 15 de noviembre de 2007

Gorequemada


¿Quién es el extremista cerrado a otras visiones?

Ahora que ya salimos del tema de las elecciones y en lo que esperamos las primeras decisiones de los nuevos gobernantes (aunque ya empezaron mal, como por ejemplo con el apoyo al Ietaap), me da tiempo de regresar a otros temas que se han quedado medio en el tintero, como por ejemplo las reacciones que recibí a raíz de mi artículo referente a la declaración de Al Gore de que “el debate se acabó” en cuanto a la hipótesis antropocéntrica del origen del calentamiento global.

Recibí varios correos y comentarios en el blog (jorgejacobs.blogspot.com), algunos a favor y otros en contra de mi postura. Quiero citar sólo un párrafo de uno de ellos, enviado por Carla, que creo que enmarca muy bien la postura de quienes me criticaron mi artículo y me permite ahondar la explicación:

“Soy una egresada de la Marro, te admiré pero veo que poco a poco te vas volviendo más dogmático y fanático con esto del liberalismo. Ahora cuestionas a líderes mundiales, ¡vamos a creer esto! Ahora encuentras complots y acuerdos de Al Gore, Discovery Channel, History Channel, National Geographic y demás organizaciones serias sobre que es ‘exagerado’ o mentira lo del calentamiento global.

Realmente deberías hacer una reflexión y autocrítica para darte cuenta de que vas con un grupito de fanáticos de la Marro, cada vez más y más para el punto de creer que son dueños de la verdad absoluta. Yo creo en Von Mises, en la teoría de la acción humana, la rebelión de Atlas y demás jergas, pero de eso a no comprender que el mundo no es blanco y negro, hay una gran distancia. El mundo es de matices, amigo, los fanáticos son los que creyéndose lo que ellos piensan como verdades absolutas asumen posiciones algo ridículas, tal y como tu artículo en Prensa Libre”.

Pues bien, le respondo a Carla y a todos los demás: el argumento utilizado le cabe precisamente a Al Gore et al., quienes creyéndose como verdad absoluta lo que piensan en relación con el calentamiento global, argumentan que “el debate se acabó”. Es decir, ellos tienen la verdad absoluta y no hay lugar para opiniones disonantes.

Si leen bien mi artículo anterior, verán que mi argumentación es precisamente en contra de esa arrogancia de declarar a los cuatro vientos que su punto de vista es la verdad “verdadera” y que no existe espacio para que alguien se oponga. Eso, a pesar de que, para principiar, ni siquiera hay un consenso en el “mundo científico” en relación con los orígenes antropocéntricos del calentamiento global y que, en última instancia, el conocimiento científico no ha avanzado por consenso democrático.

Es esa postura, más parecida a la de algún inquisidor de antaño, como Tomás de Torquemada, por ejemplo, la que rebato en mi artículo, sin siquiera entrar en los detalles, a los que espero llegar en un artículo posterior, como por ejemplo que la versión cataclísmica de Gore es exagerada, aun comparándola con la versión de sus compañeros Nobeles de la Paz del IPCC.


Publicado en Prensa Libre el 15 de noviembre de 2007.

Foto publicada en el Indianapolis Star.

2 comentarios:

Alejandro dijo...

No debe sorprendernos que se exageren supuestas evidencias centíficas con fines mercadológicos. Lamentablemente no he estudiado a fondo el problema del calentamiento global y no puedo avalar o descalificar a Al Gore. Sin embargo, puedo manifestar que el Discovery Channel, History Channel, etc. ya no son canales educativos y científicos como lo eran hace un poco más de cinco años.

A lo que voy con esto es que el que un Discovery Channel apoye a Al Gore no significa absolutamente nada. El Discovery Channel y compañía se ha caracterizado los últimos años en sacar documentales sin bases científicas sustentados con meras especulaciones (OVNIS, vida en otros planetas, dinosaurios, etc.). Cosas que pueden parecer basadas en algún descubrimiento científico, pero con una maraña de especulaciones y pseudociencia alrededor. Por qué? Por que es lo que vende.

El calentamiento global es algo que ha sucedido en otras eras geológicas y en ésta ocasión viene sucediendo desde hace muchos años, y se ha venido discutiendo en circulos cientificos desde hace décadas. Nada nuevo en realidad.

No puede ser que por una película se le haya dado el Nobel!

Cheguevaristas Unidos dijo...

Sólo podemos decir una cosas: El clambio climático existe y quien no lo crea está chimado del cerebro.
Revolucionarios de Corazón.
Visiten nuestro blog:
http://cheguevaristasunidos.blogspot.com

"Hasta la victoria Siempre"